Primero…lo primero

En mi opinión y experiencia, construir con el perro una relación clara, de confianza absoluta, comunicación efectiva, comprensión y cariño es lo primordial…la base de todo. La técnica, la metodología y los condicionamientos (reglas) se construyen sobre eso.

El 90% de los comportamientos que se requieren para todos los deportes de mordida, son los mismos (sentarse, echarse, morder, soltar, caminar junto, recobrar, saltar, esperar, ponerse de pie, ladrar, etc.)

Teniendo en mente las reglas generales y formas, le enseño al perro a que COMPRENDA cada comportamiento, que lo entienda en diferentes escenarios y situaciones, lo enseño a pensar, a que desarrolle su inteligencia para que pueda resolver las situaciones que se salgan de lo planeado.
De modo que: morder es morder, soltar es soltar…no importa si estamos trabajando con traje, manga. equipo oculto, metal, pvc o directamente sobre la piel de una persona, no importa si la presa está estática o en movimiento. No importa si hay que caminar junto sobre pasto, entre obstáculos, sobre superficies inestables, en un lugar cerrado o en un campo abierto.

Todo esto lo hago a través de intercambios, sin necesidad de forzar o aplicar estímulos que incomoden o lastimen al perro.

El 10% que son los comportamientos particulares de cada deporte los enseño después.